Beneficios de educar con amor

Beneficios de educar con amor

Tanto en casa como en el colegio, es sumamente importante que motivemos a los estudiantes a ser cada vez mejores, a superar las metas que establezcan para ellos mismos y a llevar a cabo acciones que los encaminen para lograrlo.

Los resultados son aún más positivos cuando se acompañan de palabras amables, de refuerzos positivos y de pequeños actos para educar con amor, recordemos que, cuando escuchamos palabras alentadoras de las personas que nos quieren y nos hacen sentir que se sienten contentos y orgullosos de nuestros avances, nos es más fácil aprender y desarrollar al máximo nuestro potencial.

Todos los estudiantes tienen mucha capacidad, solo es cuestión de apoyarlos en la práctica de aquello que se les dificulta y de encargarnos para que sientan en todo momento el amor con el que los estamos educando y de recordarles las fortalezas que hay en ellos.

Practicar de manera constante la ortografía y el cálculo mental es muy importante para que los estudiantes mejoren la calidad de la escritura y su habilidad matemática. Cuando los alumnos se sienten confiados de lo que van a responder, son más productivos y tienen menos presión de evitar errores.

Beneficios de practicar el educar con amor:

  • Motiva a los alumnos a superarse a sí mismos.
  • Mejora la memoria.
  • Fortalece la confianza sobre su trabajo.
  • Apoya para concretar el proceso de lectoescritura.
  • Eleva las posibilidades de tener buenas notas.
  • Reduce el estrés a la hora de las evaluaciones.

Palabras que motivan a los estudiantes:

  • ¡Lo hiciste excelente!
  • Tu letra es más bonita hoy
  • ¡Qué bien trabajaste!
  • Mejoraste tus notas
  • Gracias por tu esfuerzo
  • ¿En qué puedo ayudarte?
  • Lo hacemos juntos y después hacemos algo divertido
  • ¡Me encanta tu trabajo!
  • Eres un hijo maravilloso

“La única fórmula para educar bien, es el amor.”

 -Anónimo.

Con mucho cariño:

Miss Mayte Campos Martínez

Dpto. Psicopedagógico

“La educación es la llave más poderosa para cambiar al mundo”

“La educación es la llave más poderosa para cambiar al mundo”

La educación es uno de los factores que más influye en el avance y progreso de personas y sociedades. Además de proveer conocimientos, la educación enriquece la cultura, el espíritu, los valores y todo aquello que nos caracteriza como seres humanos.

La educación siempre ha sido importante para el desarrollo, pero ha adquirido mayor relevancia en el mundo de hoy, que vive profundas transformaciones, motivadas en parte por el vertiginoso avance de la ciencia y sus aplicaciones, así como por el acelerado desarrollo de los medios y las tecnologías de la información.

LA EDUCACIÓN, PODEROSA ARMA - Proyecto Kōan

En la actualidad y debido a la pandemia los roles de padres de familia y docente se han visto transformados, ambos tienen un objetivo común que es el del desarrollo global y armónico de los niños/as y por tanto debe ser una tarea compartida.

Esta relación se convierte hoy en día en un pilar muy fuerte para la eficacia y respuestas positivas del desarrollo educativo y personal de los alumnos y alumnas.

Poco a poco se ha podido apreciar la necesidad de las familias, la educación y los propios alumnos de compartir las responsabilidades y que sean deberes tanto de los padres y las madres como del colegio y todos sus profesores, dando lugar de esta manera a que sea una tarea más fructífera y eficaz, así como más fácil de llevar a cabo y cuyos resultados sean mejores.

Por tanto, la educación de los niños y niñas de la sociedad debe ser responsabilidad compartida entre los padres, madres y los profesores y se debe evitar antagonismos o discrepancias, se debe contar con las dos partes para poder educar.

Una frase muy acertada de Paulo Freire: “La Educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo

Y si bien sabemos que el aprendizaje y el conocimiento son imprescindibles para cambiar el mundo, también la educación basada en valores es fundamental y el rol de los padres de familia es indispensable para lograr esta educación.

El ser una buena persona, el lograr que nuestro hijo (a) sea un ser humano que se sepa poner en el lugar de otra persona y tenga sensibilidad suficiente para intentar cambiar lo que no le gusta de su entorno, es educación, que pueda ser un niño (a) que se siente seguro ante los demás y tenga la capacidad de opinar con otras personas de muchos temas sin sentirse inferior o ignorante, es educación. 

Recordemos que la educación es la llave para salir de donde estamos, para viajar, para llegar a donde uno se proponga. 

Los conocimientos abren la mente, agrandan los deseos y hacen que nuestros hijos (as) crezcan con sed de aprender. No se conformarán, será más difícil de engañarlos y tendrán iniciativa para seguir su camino e improvisar cuando sea necesario. Siempre irán por más.

Así que ya sabemos, sigamos educando a nuestros hijos (as), pongamos a su alcance la sabiduría en todas sus formas. Preocúpense de que su formación sea integral y abarque todos los campos. Así tendrán muchas más posibilidades de ser felices plena y conscientemente.

Y no olviden que el trabajo en equipo, padres de familia y escuela favorece a la autoestima de los alumnos, a un mejor rendimiento escolar y mejora las relaciones padres-hijos y profesores- alumnos.

“Lo están haciendo muy bien papitos no desistan”.

Mi reconocimiento a todos por su gran labor 

Lic. Illiana Vega del Castillo

Directora Técnica de Primaria